Preste atención a sus necesidades

Las necesidades son necesidades y son para uno prestarles atención y de respetarlas. Todos nosotros tenemos la necesidad de ser amado, de ser necesitado, de sentir una conexión con los demás y de ser parte de algo, etc y el tener todas estas necesidades es normal. No hay nada de malo con tenerlas con la excepción de cuando nosotros permitimos que nuestras necesidades nos dominen y decidan cómo nosotros pensamos, sentimos y comportamos de manera que comprometen nuestro bienestar.

Es por esto que he titulado lo que escribo hoy “Preste atención a sus necesidades” porque no importa cuál sea esa necesidad, esa neccesidad, si uno no le presta atención, lo puede dominar y convertirlo en una persona que usted no sería si no fuera por esa necesidad. El balance en todo es importante y lo es también cuando se trata de esto.

Creo que una de las mejores maneras de poner balance a sus necesidades es poniendo como prioridad su paz y su bienestar. Cuando usted hace que su paz y su bienestar sea una prioridad, no importa que tanto usted quiera algo, usted va a poder determinar si vale la pena o no lo que usted dice que necesita basado en cómo usted se siente y si eso que usted quiere le añade a su vida. El mejor ejemplo en el cual puedo pensar cuando se trata de necesidades es cuando su necesidad es de estar en una relación romántica. Esta es una necesidad normal pero cuando usted poner como prioridad su paz y su bienestar, cuando alguien que parece ser un buen candidato aparece, usted va a poder determinar mejor aún si vale la pena o no el tener esta persona en su vida porque usted no tiene tanta hambre por esta necesidad ya que hay algo que tiene más prioridad. El problema con las necesidades no son las necesidades en si, sino la intensidad de esa necesidad. El tener hambre es normal pero cuando usted está pasando hambre, hasta la comida muy salada le sabe muy bueno aun cuando sabe que no es saludable para usted. Es por esto que le sugiero que cuando tenga una necesidad, ponga balance haciendo otra cosa una prioridad como su paz y su bienestar para que asi no tenga tanta hambre y no se coloque en situaciones que no son saludables para usted. Asi como usted comería una merienda entre el tiempo desde que desayunó y la hora del almuerzo para que no se esté muriendo del hambre, hay maneras en las cuales usted puede lidiar con su necesidad y el tener otra cosa como prioridad lo ayuda a controlar la intensidad de esa necesidad. “¿Cómo el comer entre comida se puede comparar con la necesidad de una relación romántica?” usted a lo mejor se pregunta y la respuesta a esto es que yo creo que el secreto de no estar muriendo de hambre por esa necesidad es de tener otras cosas que de alguna manera satisface esa necesidad que usted tiene. Por ejemplo, el cultivar otras relaciones como amistades y de familiares que pueden ayudarlo cuando se trata de eso que usted tanto anela.

No hay nada peor para su bienestar que perder el control y el balance en la vida. Cuando usted pierde estas cosas, usted se convierte en alguien que no es, toma decisiones que no son buenas para usted, usted se conforma con situaciones que no son saludables para usted, en otras palabras, usted compromete su bienestar. No vale la pena el comprometer su bienestar, ni por una necesidad que usted tenga.

Usted puede leer el blog en su Kindle haciendo clic en la tienda Amazon Kindle en http://www.amazon.com/Live-MaxTM-Viva-al-m%C3%A1ximoTM/dp/B00NK1JOJ4 y puede escuchar mis pláticas en la red en http://www.blogtalkradio.com/AuraEMartinez.

¿Quiere usted realmente lo que dice que quiere?

Todos nosotros queremos mucho de la vida. ¡¿Y quien no?! Todos nosotros queremos éxito financiero, una carrera exitosa, éxito en relaciones amorosas, etc y parece ser que hay muchas cosas que hacemos para poder conseguir todo esto. Hay momentos en donde el no ser exitoso en alcanzar esa meta puede parecer como si estuvieramos haciendo algo mal cuando se supone que todo lo que hacemos está bien. Hay cosas que he analizado sobre nuestro comportamiento que me hace cuestionar ciertas cosas y es por esta razón que le pregunto a usted, ¿quiere usted realmente lo que dice que quiere?

Hay un dicho en español que dice “No es lo mismo llamar al diablo que verlo llegar”. Creo que este dicho explica muy bien la razón por la cual le pregunto “¿quiere usted realmente lo que dice que quiere?”. Hay momentos en donde uno pide ciertas cosas y parece ser que lo queremos tanto pero después de tener esa cosa que queremos, opps, nos damos cuenta de que al fin al cabo no estabamos preparados para lo que queremos o nos damos cuenta de que no queremos lo que decimos que realmente queremos o por alguna razón bloqueamos lo que queremos que llegue a uno.

Cuando usted haga una lista de las cosas que dice que quiere, sea sincero con usted mismo y pregúntese si usted realmente quiere lo que dice. ¿Qué impacto esta persona o cosa tendría en su vida? Pregúntese si realmente está preparado y dispuesto hacer los sacrificios necesarios para poder tener lo que dice que quiere. Usted tiene que ser completamente honesto con usted mismo. Esto aplica a todo en la vida ya sea la perdida de peso, una relación romántica, el tonificar su cuerpo, ese negocio que usted quiere hacer, cualquier cosa. Le voy a dar algunos ejemplos. Si usted quiere realmente perder peso, ¿está dispuesto a enfrentar los obstáculos que le impiden alcanzar su meta (por ejemplo, el sentir que no puede para de comer en exceso, etc.)? ¿Está dispuesto a cambia su dieta? ¿Está dispuesto hacer ejercicios? Si es una relación romántica lo que usted desea, pregúntese y sea sincero con usted mismo, ¿está usted dispuesto sacar el tiempo para el amor? ¿Tendrá esa persona que usted escoja alguna prioridad en su vida o está usted muy ocupado? ¿Si usted conociera la persona adecuada para usted, estaría dispuesto a darle una oportunidad? ¿Está usted creando un espacio físico, mental y emocional para esa otra persona? Si quiere tonificar su cuerpo, ¿está usted dispuesto a disciplinarse a comer cuando tiene que comer y hacer los ejercicios adecuados? ¿Está usted dispuesto a planificar lo que va a comer? Si es un negocio lo que quiere hacer, ¿está usted dispuesto a dedicarle el tiempo y la energía que se requiere para tener un negocio? ¿Está usted dispuesto a seguir con su negocio aun cuando las cosas se ponen difíciles?

En realidad hay muchas cosas en que pensar y es necesario el ser honesto con usted mismo cuando se trata de las cosas que usted dice que realmente quiere. No puede querer algo y después decir que no lo quiere. Cuando este es el caso, entonces usted nunca quiso lo que dijo que quería. Piense bien lo que usted quiere y pregúntese esas preguntas que desafian su manera de pensar porque las respuestas le darán luz para saber lo que usted necesita hacer para tener las cosas que usted dice que quiere y le indicarán si usted está preparado o no para lo que quiere.

No se olvide que puede leer el blog en su Kindle haciendo clic en la tienda Amazon Kindle en http://www.amazon.com/Live-MaxTM-Viva-al-m%C3%A1ximoTM/dp/B00NK1JOJ4 y puede seguir mis pláticas en la red en http://www.blogtalkradio.com/AuraEMartinez.

“¿Por qué será que la gente buena sufre tanto?”

Tuve una conversación muy interesante con alguien hace unos días atrás y esa persona me preguntó, “por qué será que la gente buena sufre tanto?”. Cuando una persona pregunta esto, y lo sé porque yo también me he hecho esta pregunta, esta pregunta viene por un dolor que esa persona siente. Quizás esa persona dió todo de si mismo a una persona amada y fue desilucionada por esa persona y se siente dolorida. Quizás esa persona perdió el trabajo que tanto ama de una manera injusta o no tuvo la promoción que siente que se merece o quizás esa persona siente que la vida le dió muy duro. Si usted alguna vez se ha hecho esta pregunta o si ahora se está haciendo esta pregunta, no importa que sea lo que le hizo hacer esta pregunta, recuerde esto porque es cierto- cosas hermosas le pasan a las personas buenas. Las cosas hermosas no le pasan a las personas malas de la manera que algunos quizás piensan. Sólo parece de esa manera por un factor muy simple, un gran factor que marca la diferencia entre las personas “buenas” y las personas “malas” y es el sentimiento o la sensibilidad de la persona y su percepción.

Usualmente las personas “buenas” son más sensibles, por lo tanto, cuando se sienten heridos, tienden a sentirse muy heridos y estas personas tienden a dar más de si mismo. La razón por la cual escribo la palabra “buena” entre comillas es porque quizás cada persona tiene su propia definición de lo que quiere decir el ser buena persona y respeto su definición. De hecho, lo dejo a usted esa definición de lo que quiere decir el ser una buena persona. Volviendo a lo que decía anteriormente, si usted es una persona muy sensible, usted quizás intensifica ese dolor y cuando hace esto, todo lo que usted ve es dolor y desilución y es por esto que usted va a sentir que la gente buena sufre tanto. Si en vez de ver su dolor de esa manera, usted se pone a verlo como una lección y como parte del crecimiento, usted no va a sentir tanto dolor y de seguro no va a sentir que la gente buena sufre tanto.

Quisiera aclarar que no estoy diciendo de hacerse como si lo ocurrido no le dolió ni de comportarse como si lo ocurrido no le molestó. ¡No! Estoy a favor de sentir, aceptar y de entender sus emociones pero usted no se puede quedar con esas emociones negativas por mucho tiempo. Aprenda de sus emociones. Trate de entender sus emociones, ¡Sus emociones son parte de usted pero esa emoción negativa no tiene que ser dueña de usted! Cuando usted permanece con esa emoción negativa, usted se pone en un estado de pena hacia usted mismo, de desesperación y de más cosas que lo llevan a preguntarse “¿por qué será que la gente buena sufre tanto?”.

Esa misma pregunta se debe de expresar de otro modo porque sino, esa misma pregunta que viene de un lugar de dolor, puede perjudicar su bienestar y su vida en general. Esto perjudica su bienestar porque lo coloca en un estado de pena que bloquea que las cosas buenas lleguen a usted. Esto lo coloca en un estado de victima que no le permite tomar responsabilidad de lo que le pasa y le quita el poder que usted tiene sobre su percepción y de sus sentimientos.

La próxima vez que usted tenga la tentación de hacerse esta pregunta, exprésala de otro modo, pregúntese a si mismo cuál fue su papel en lo ocurrido y qué usted pudo haber hecho diferente. Estas preguntas lo ayudarán a ver las lecciones detrás de lo ocurrido para que lo que le pasó no le suceda de nuevo.

Recuerde que si usted desea más inspiración para que usted pueda vivir al máximo, puede escuchar y seguir mis pláticas en la red haciendo clic en donde dice “Follow” desde su computadora http://www.blogtalkradio.com/auraemartinez.

“¿Estoy cualificado para hacer esto o aquello en la vida?”

¿Se ha usted preguntado alguna vez esta misma pregunta? ¿Haz tenido alguna vez una meta o un sueño de hacer algo o ser alguien pero se ha preguntado si eso es posible? ¿Ha pensado cómo lo que usted quiere será posible cuando todo parece estar en su contra? Lo que me hace escribir esto es que sé que hay muchas personas que se preguntan si son cualificados para hacer esto o aquello en la vida. Creo que todos nosotros nos hemos cuestionado, especialmente cuando un sueño parece ser muy grande para estar en nuestro alcance. Pero es esta misma pregunta que lo detiene a usted de alcanzar sus metas por lo que esta pregunta implica. ¿Qué quiero decir con esto? Lo que quiero decir con esto es que cuando usted se hace esta pregunta, usted está cuestionando su capacidad de realizar lo que usted quiere, regando la semilla de la duda. Cuando usted hace esto, esto solo es suficiente para que usted se rinda en usted mismo y de sus sueños.

Creo que si usted siente el deseo de hacer algo en su corazón, entonces usted ya está cualificado. Si hay algo que usted hace que le da gozo y satisfacción, entonces eso es lo que usted está supuesto hacer. Si cuando usted piensa en su meta o sueño usted siente emoción, ¡¿qué mejor prueba quiere usted de que usted está destinado a cumplir ese sueño?! Usted ya está cualificado para ser feliz. Usted ya está cualificado para ser amado. Usted ya está cualificado para ser respetado. Usted ya está cualificado para hacer sus sueños una realidad. La única pieza del rompecabezas para que usted vea que en realidad usted está cualificado para esto y aquello en la vida es USTED. Es usted quien tiene que creer que puede lograr su objetivo. Es usted quien tiene que hacer el trabajo que se requiere para lograr sus metas. Es usted quien tiene que sembrar la semilla de las posibilidades y de creencia.

¿Qué es lo que esta pregunta y lo que estoy escribiendo tienen que ver con su bienestar y su vida en general? A veces una parte de la miseria que sentimos en la vida es porque permitimos las semillas de las dudas que crezcan a tal punto que estas estancan nuestro crecimiento y previenen que nuestra verdadera esencia florezca. Cuando usted permite que esto suceda, usted se conforma con poco, usted se pone cómodo en la vida, usted se permite encoger y todo esto contribuyen a un sentir de frustración lo cual causa un efecto dominó en otras áreas de su vida. Es importante el conocerse a uno mismo, en tratar de tener un balance en la vida y me gustaría añadir que también es importante el salir fuera de su zona de comodidad y de tratar de ser la persona que usted quiere ser. Si en su corazón usted desea hacer algo o ser alguien, entonces recuerde que usted ya está cualificado.

Usted también puede escuchar más temas para inspirarse en la vida, escuchando mis pláticas en la red y puede seguir mis pláticas hacienda clic en el botón que dice “Follow” desde su computadora en http://www.blogtalkradio.com/auraEMartinez

La necesidad de una “válvula de escape”

Soy creyente que por más responsabilidades que uno tenga, por más cosas que uno tenga que hacer, siento que es necesario tener una “válvula de escape”.

¿Qué es una “válvula de escape”? Así como un enchufe es en donde uno enchufa nuestros dispositivos electrónicos para cargarlos y tener corriente, una “válvula de escape” es algo que uno hace que nos ayuda a recargar nuestra batería para poder hacer todas las demás cosas que uno tiene que hacer. Es esa “válvula de escape” lo que le permite tener más fuerza, lo ayuda a escapar por un rato de su vida diaria. Una “válvula de escape” puede ser una actividad o un lugar que le da paz, algo que a usted le gusta hacer. Una válvula es como una “salida” a lo que usted hace día a día. Esa “salida” también puede ser una buena amistad que usted tenga.

¿Por qué el tener esto es muy importante? Cuando nosotros vivimos sólo para trabajar, sólo para cuidar de su família, sólo para cumplir con nuestras responsabilidades sin uno tener algo a parte de todo lo que uno hace que sea sólo de uno y para uno, uno se cansa. Uno llega al punto de la monotonía. Cuando la responsabilidad es tan grande y uno no tiene una “salida” para poder recargar nuestra batería, uno puede llegar al punto de tener una recaída mental. El cultivar otras áreas de nuestra vida es tan importante para nuestra salud y bienestar como el comer bien. Cuando uno no le da importancia al cuidado mental, emocional y spiritual, uno muchas veces se cae, el mundo nos parece que nos cae encima y no entendemos el porqué cuando la solución puede ser algo tan sencillo como tener una actividad que sea sólo para uno y que nos ayude a sentir bien de uno mismo.

Parte de uno cuidarse es el poder tener cosas que uno disfruta hacer, personas con quienes uno pueda sentirse bien, lo que sea pero que sea algo saludable para su mente y alma. Hay que siempre alimentar la mente y el alma para poder lograr el bienestar. ¿Qué va hacer usted hoy para alimentar su mente y su alma?