Su regalo de navidad de parte de la Vida…

Yo hace una semana atrás escribí que la navidad estaba a la vuelta de la esquina y por varias semanas sino meses antes, estoy casí segura que usted ha estado planificando qué regalo de navidad usted debe darle a los demás. Usted a lo mejor estaba pensando en qué darse a si mismo. Quizás usted se preguntó qué los demás le darán. Sin embargo, ¿ha pensado alguna vez cuál es su regalo de navidad de parte de la Vida? Y más que nada, ¿ha sido bueno todo el año para tener este regalo de la Vida?

Hay varios regalos de la Vida que uno tiende a dar por descontado. Quisiera aclarar que la razón por la cual escribo “Vida” y no “Dios” es por respeto para aquellos quienes son ateo o quienes tienen otra creencia, por lo tanto, usted puede sostituir “Vida” con lo que usted cree. Volviendo al tema de hoy, algunos de los regalos de la Vida son la salud, el amor y la prosperidad.

La salud es un regalo, uno muy valioso, sin embargo, ¡¿se ha comportado de tal manera para poder disfrutar de este regalo valioso?! ¿Qué quiero decir con esta pregunta? Voy a explicarlo. Puedo decir por experiencia propia que la salud es algo que usted realmente disfruta cuando usted entiende cómo su salud funciona, cuando usted tiene un entendimiento de cómo su cuerpo trabaja, cuando usted hace un esfuerzo por cuidarse, cuando usted invierte en su salud. El disfrutar de buena salud es su derecho de nacimiento pero para poder disfrutar de este derecho, usted tiene que cuidar su cuerpo muy bien. Esto es lo que quiero decir cuando le pregunto si usted se ha comportado bien en todo el año. Entre más sabe, mejores decisiones puede tomar en cuanto a su salud. Su salud es la base del bienestar.

El amor, awww, es el combustible del alma, el cuerpo y la mente. Siento que sin el amor, nosotros literalmente estamos muertos. Esto es otra cosa que damos por descontado. Una familia saludable, amistades quienes lo apoyan y lo quieren son regalos de la Vida. ¿Se ha comportado bien para tener esto todo el año? Lo que quiero decir con “si usted se ha comportado bien” es que si usted ha estado cultivando estas relaciones. Si usted ha tenido la meta de dejarle saber a las personas que usted ama cuanto ellos significa para usted. Las relaciones son como plantas, si no se nutren ellas mueren. Se nutren con el cuidado que usted les da. Esto es parte de tener una vida balanciada.

La prosperidad. Esto puede ser un poco complejo de definir porque cuando alguien piensa en la prosperidad, la cosa que viene en la mente es el dinero. Claro que el dinero es parte de la prosperidad. El tener éxito en la vida es realmente un regalo pero, ¿se ha comportado bien para merecer esto? Lo que quiero decir con esto es si usted ha hecho todo lo que puede para permitir la prosperidad en su vida. Si usted ha hecho la meta de educarse sobre temas que usted necesita aprender. Si usted ha hecho la meta de amar su dinero. Si ha hecho la meta de abrir su mente para aprender sobre cómo crear otros flujos de ingreso. Si ha hecho la meta de dar a los demás. Hay muchas cosas que caen bajo la categoría de prosperidad que no puedo escribirlo todo hoy pero que son muy importantes. Esto es solamente para darle algo en que pensar.

De seguro la Vida constantemente nos da regalos pero está en uno en seguir mereciendo esos regalos con cada acción que uno toma. La Vida hace su parte pero usted tiene que hacer la suya también si usted quiere ver que las cosas vayan a su favor. Todo esto es parte del bienestar que todos queremos. Con esto les deseo felices fiestas.

Usted puede leer el blog en su Kindle haciendo clic en la tienda Amazon Kindle en http://www.amazon.com/Live-MaxTM-Viva-al-m%C3%A1ximoTM/dp/B00NK1JOJ4 y puede escuchar mis pláticas en la red en http://www.blogtalkradio.com/AuraEMartinez.

Hay valor en este preciso momento

Estoy ahora en Astor Place y estoy recordando los tiempos en los cuales mi mejor amiga, Elizabeth Beltran, y yo pasamos, años atras íbamos a BBQ’s a beber y comer. Recuerdo las conversaciones que teníamos sobre los hombres y sobre la vida en general y recuerdo esos tiempos con tanto cariño. Mirando hacia atras, si pudiera regresar el tiempo, yo hubiese apreciado más esos momentos que tenía en vez de preocuparme por un futuro que todavía no ha llegado.

Muchas veces nos preocupamos por un futuro que no ha llegado y pensamos en las cosas que no tenemos que perdemos de vista todo lo que sí tenemos y del valor que este preciso momento tiene. Este mismo momento será el pasado y el próximo minuto es el futuro. A veces nos olvidamos de que estamos creando nuestro futuro en este mismo momento.

Mirando hacia atras a cada desilución, cada dolor, cada alegría y cada risa, puedo comenzar a ver el valor en todo esto. Hay valor en cada momento. Hasta este preciso momento tiene su valor no importa en que estado usted se encuentre ahora. Hay algo que uno está aprendiendo todos los días si sólo uno se abre a esta posibilidad. Este momento que uno tiene uno no lo vuelve a tener, por lo tanto, es mejor disfrutarlo.

Cuando usted sienta que no logra disfrutar el momento que tiene, pregúntese el por qué. ¿Qué es lo que usted está pensando que lo previene de disfrutar el momento? Pregúntese cuáles son sus preocupaciones. Es posible que usted note que muchas veces quizás es usted quien se está creando en su mente estas preocupaciones. Si este no es el caso, entonces pregúntese qué usted puede hacer para mejorar la situación.

La mejor manera de mejorar nuestra vida es saboreando este momento. Cuando usted saborea el momento, usted añade más salud a su vida, sus niveles de energía cambian y en general usted es mejor persona. La mejor manera de tener un buen pasado que cuando uno piensa en él uno sonrie es saboreando este mismo momento. La mejor manera de tener un buen futuro, crealo o no, es haciendo lo mejor del momento que usted tiene ahora porque lo que usted haga ahora tiene un efecto en su futuro.

En vez de preocuparse sobre lo que todavía no ha pasado, piense en todo lo que usted tiene ahora. Es precisamente porque nos preocupamos sobre cómo le vamos hacer para que ciertas cosas ocurran que caemos en la trampa de no disfrutar en donde nosotros estamos en la vida. Sé de esto porque esto es lo que he hecho por mucho tiempo. El preocuparse demasiado, aparte de que no le permite disfrutar el momento, esto lo enferma, le nubla la mente, lo llena de negatividad y le roba su esencia. Cualquier cosa que le robe su esencia no vale la pena.

Es comprensible el estar desilucionado, triste y quizás hasta tener rabia por no tener ciertas cosas en la vida. Quizás ha esperado tanto tiempo para que algo que usted quiere ocurra y nada ha ocurrido. Lo que sea que no haya ocurrido todavía, es importante que no importa lo que usted no tenga todavía que usted aún asi disfrute este mismo momento porque hay valor en cada momento. El saborear este momento también le va añadir más salud y bienestar a su vida.