¡Vuelva a lo que usted hacía!

Lo que voy a escribir tiene mucho significado para mí y espero que lo tenga para usted también, lo cual estoy segura que para muchos será así y esto es porque estoy segura que usted ha tenido un momento en donde usted se quiere rendir, usted deja de hacer algo que usted disfrutaba mucho o usted ha perdido la noción de algo porque tantas cosas están ocurriendo en su vida. Sé que para muchos es así y para mí también lo es pero no importa qué esté pasando o que tan ocupado usted esté con las cosas de la vida, en relación a todas las cosas que a usted le gusta y quiere, ¡vuelva a lo que usted hacía!

He llegado a la conclusion en estas semana que han pasado hasta ahora que nunca va haber un momento perfecto para hacer cualquier cosa. Esto es porque nunca hay un momento perfecto. El momento perfecto para hacer las cosas que a usted le gusta y quiere es ahora. Cuando usted espera por el momento perfecto, no me refiero al momento justo, pero al momento perfecto, lo que ocurre es que va a buscar otra excusa para no poder hacer las cosas que usted quiere. Por lo tanto, ese proyecto que usted aplazó, ¡vuelva a lo que usted hacía! Ese plan que usted tenía de construir algo para usted mismo, ¡vuelva a lo que usted hacía! Esas vacaciones de sus sueños que usted tanto quiere, ¡vuelva a lo que usted hacía!

Hay ciertos proyectos que uno a veces aplaza y porque uno ha pasado tanto tiempo aplazando ese proyecto, es tentador el rendirse. ¡¿Y qué si usted sólo hizo ese proyecto a la mitad?! Esto no es una razón para dejar el proyecto, ¡sólo vuelva a lo que usted hacía! Usted estaba a la mitad de sus estudios universitario pero después paró, ¡vuelva a lo que usted hacía!

¿Qué todo esto tiene que ver con su bienestar en general? Esto tiene tanto que ver con su bienestar en general. Parte del bienestar es su felicidad y parte de lo que contribuye a esa felicidad es alcanzando lo que usted se propone en hacer. Es tentador parar cuando usted está a la mitad de su meta. Es tentador el rendirse cuando usted todavía no ha alcanzado su meta o cuando usted ha parado y esa es una frase que todos debemos tener en mente para recordarnos de no rendirnos no importa las circunstancias. Siempre habrá cosas que ocurrirán en la vida y siempre habrá un momento en donde vamos a parar de hacer lo que hacíamos temporalmente pero después es una necesidad el volver a lo que uno hacía si a uno le gusta y lo quiere, ¡hay que volver a lo que uno hacía!

Usted puede leer el blog en su Kindle haciendo clic en la tienda Amazon Kindle en http://www.amazon.com/Live-MaxTM-Viva-al-m%C3%A1ximoTM/dp/B00NK1JOJ4 y puede escuchar mis pláticas en la red en http://www.blogtalkradio.com/AuraEMartinez.

 

Es un deber…

Cada año nosotros hacemos resolución de año nuevo. Es muy importante hacer resoluciones para el año nuevo porque ellas nos motivan a seguir hacia adelante y hacer lo que tenemos que hacer para alcanzar nuestras metas. Sin embargo, hay ciertas metas que todos nosotros tenemos en mente para hacer y aún así hay algunos que “fallan” o se rinden. Escribo “fallan” entre comillas porque usted realmente no falla, solo está aprendiendo. Muchos tienen la meta de perder peso, de alcanzar esto o aquello pero hoy quisiera escribir que cualquier meta que tenga que ver con su salud y bienestar es un deber.

Esta es una frase que lo animo a utilizar en este año. Es un deber el perder peso si su peso afecta su salud. La razón por la cual escribo “si afecta su salud” es porque el ser delgado o en forma no es la única belleza que hay. Hay aquellos quienes tienen más masa y ellos también son tan bellos a su manera. Creo en la perdida de peso cuando el perder peso significa una mejor salud, no por razones superficiales.

Es un deber el nutrir su espíritu, por lo tanto, si usted siente el deseo de hacer esto o aquello, pues hazlo. Es un deber porque el tener un espíritu saludable quiere decir una persona saludable en general. Todo lo que sentimos, pensamos y hacemos afectan CADA área de nuestra vida.

Es un deber el cultivar el amor. Amor por usted mismo, amor por los demás y si usted es casado o tiene una pareja, es un deber ya sea por usted que por su pareja el cultivar el amor en cada manera.

Puedo seguir escribiendo más sobre este tema pero el propósito no es de escribir tanto sino de animarlo a que haga de sus metas un deber. Los deberes tienden a lograrse en vez de lo que uno quiere o desea.

Usted puede leer el blog en su Kindle hciendo clic en la tienda Amazon Kindle en http://www.amazon.com/Live-MaxTM-Viva-al-m%C3%A1ximoTM/dp/B00NK1JOJ4 y puede escuchar mis pláticas en la red en http://www.blogtalkradio.com/AuraEMartinez.