Are You Just Living In Your Own Little World?

What a question I ask this week. Perhaps this may seem a little weird and may appear to have nothing to do with well-being nor life but it is not like so. This past week I learned a news that leaves me grieving and it’s the loss of a loved one. Even though we are not related by blood, this family means so much to me because of all they have given to me and because of them, I am who I am and where I am today in life. I had no idea this family that I love so much had so much going on because I had been living in my own little world all this time, losing touch with them.

One of the biggest mistakes we make as human beings is getting so wrapped up in our own little world that we forget that other people also have their own world, filled with things going on. Even if you have a lot going on, it is crucial to your well-being to reach out to others, check up on others and share love. Whether you realize it or not, love is one of the greatest assets you have that you can share with others and the more you share, the more you will have. It is the one thing that I think most of us tend to take for granted and this is one crucial element to one’s well-being and to having a rich life.

It is normal that when you have so much going on to just live in your own little world, preoccupied with all that is going on with you. But I am here to say in today’s post that by living in your own little world, you are missing out on so much that is going on with others. I think with this post I can not stress enough how important it is to also make it a point to contact others, to reach out to others, to let others know how much you love them, how much they mean to you. It doesn’t matter how much you have going on, it doesn’t matter how much you have on your mind, don’t forget to spread some love and thought to others.

“How can I do this Aura when I truly have so much going on with me that I feel I don’t have enough for others?” you may ask. I truly understand that there are moments where it may be hard to even think of reaching out to others because you may truly have so much going on. However, this past week made me realize that by you getting so wrapped up in your own little world, it may just be too late to let someone know how much you love them. By living in your own little world, you disconnect from the world outside of you which is so vast. It is crucial no matter what is going on to share love and thought to others because life indeed is too fragile. We all in some way may have some sort of pain and that pain feels less when we reach out to others so in essence, you reaching out to others is so therapeutic as well. The world is so much more than just ourselves and when we realize that, the way we view life, the way we view others, the way we treat and interact with others will be different for the better.

Life is so much more beautiful when we share with others- share love, share compassion, share understanding, share thoughts. I guarantee you that by reaching out to others, by sharing love with others, by reminding others that they are in your thoughts, you will grow in well-being and happiness.

“¿Por qué será que la gente buena sufre tanto?”

Tuve una conversación muy interesante con alguien hace unos días atrás y esa persona me preguntó, “por qué será que la gente buena sufre tanto?”. Cuando una persona pregunta esto, y lo sé porque yo también me he hecho esta pregunta, esta pregunta viene por un dolor que esa persona siente. Quizás esa persona dió todo de si mismo a una persona amada y fue desilucionada por esa persona y se siente dolorida. Quizás esa persona perdió el trabajo que tanto ama de una manera injusta o no tuvo la promoción que siente que se merece o quizás esa persona siente que la vida le dió muy duro. Si usted alguna vez se ha hecho esta pregunta o si ahora se está haciendo esta pregunta, no importa que sea lo que le hizo hacer esta pregunta, recuerde esto porque es cierto- cosas hermosas le pasan a las personas buenas. Las cosas hermosas no le pasan a las personas malas de la manera que algunos quizás piensan. Sólo parece de esa manera por un factor muy simple, un gran factor que marca la diferencia entre las personas “buenas” y las personas “malas” y es el sentimiento o la sensibilidad de la persona y su percepción.

Usualmente las personas “buenas” son más sensibles, por lo tanto, cuando se sienten heridos, tienden a sentirse muy heridos y estas personas tienden a dar más de si mismo. La razón por la cual escribo la palabra “buena” entre comillas es porque quizás cada persona tiene su propia definición de lo que quiere decir el ser buena persona y respeto su definición. De hecho, lo dejo a usted esa definición de lo que quiere decir el ser una buena persona. Volviendo a lo que decía anteriormente, si usted es una persona muy sensible, usted quizás intensifica ese dolor y cuando hace esto, todo lo que usted ve es dolor y desilución y es por esto que usted va a sentir que la gente buena sufre tanto. Si en vez de ver su dolor de esa manera, usted se pone a verlo como una lección y como parte del crecimiento, usted no va a sentir tanto dolor y de seguro no va a sentir que la gente buena sufre tanto.

Quisiera aclarar que no estoy diciendo de hacerse como si lo ocurrido no le dolió ni de comportarse como si lo ocurrido no le molestó. ¡No! Estoy a favor de sentir, aceptar y de entender sus emociones pero usted no se puede quedar con esas emociones negativas por mucho tiempo. Aprenda de sus emociones. Trate de entender sus emociones, ¡Sus emociones son parte de usted pero esa emoción negativa no tiene que ser dueña de usted! Cuando usted permanece con esa emoción negativa, usted se pone en un estado de pena hacia usted mismo, de desesperación y de más cosas que lo llevan a preguntarse “¿por qué será que la gente buena sufre tanto?”.

Esa misma pregunta se debe de expresar de otro modo porque sino, esa misma pregunta que viene de un lugar de dolor, puede perjudicar su bienestar y su vida en general. Esto perjudica su bienestar porque lo coloca en un estado de pena que bloquea que las cosas buenas lleguen a usted. Esto lo coloca en un estado de victima que no le permite tomar responsabilidad de lo que le pasa y le quita el poder que usted tiene sobre su percepción y de sus sentimientos.

La próxima vez que usted tenga la tentación de hacerse esta pregunta, exprésala de otro modo, pregúntese a si mismo cuál fue su papel en lo ocurrido y qué usted pudo haber hecho diferente. Estas preguntas lo ayudarán a ver las lecciones detrás de lo ocurrido para que lo que le pasó no le suceda de nuevo.

Recuerde que si usted desea más inspiración para que usted pueda vivir al máximo, puede escuchar y seguir mis pláticas en la red haciendo clic en donde dice “Follow” desde su computadora http://www.blogtalkradio.com/auraemartinez.